MISTERIOS PARANORMALES
  Asteroide Apophis
 








La profecia del Apocalipsis cobra vida con el asteroide Apophis, una roca de más de 300 metros de diámetro y que se acerca a la Tierra podría impactar en el año 2029 ó 2036, con un efecto superior al de 20.000 bombas atómicas.




El asteroide Apophis podría impactar con la Tierra en 2029
Para evitar que el asteroide Apophis impacte con el planeta tierra en 2029 o 2036, expertos de la NASA tienen pensados enviar un equipo sofisticado para recoger información vital que les ayude a descubrir cómo desviar o destruir la gran roca.

El gran problema es que hasta el momento no existe ningúna nave capaz de llevar a un astronauta hasta el asteroide.


Además, destruirlo podría crear una lluvia de asteroides más pequeños que saldrían disparados como misiles sin desviar mucho su ruta.

Por tanto, según los científicos, la mejor opción es desviar su trayectoria actual hasta ponerlo en una órbita segura para la Tierra.

A pesar de las grandes dificultades de la empresa, la NASA no desiste en su idea, no sólo por el caso concreto del Apophis, sino por lo importante que resultaría esta misión para aprender sobre los asteroides e incluso sobre las capacidades del ser humano

El asteroide Apophis tiene más de 300 metros de diámetro descubierta en 2004 que pasará cerca de la Tierra en 2029.

El cuerpo celesta se mueve siguiendo una órbita alrededor del Sol, y se calcula que en 23 y 30 años pasará a unos 40.000 kilómetros de la Tierra. Una distancia cercana en términos astronómicos, si se tiene en cuenta que entre la Tierra y la Luna hay 385.000 kilómetros, casi diez veces más.

Con el objetivo de impedir que el asteroide Apophis impacte el planeta Tierra, entre los años 2029 y 2036, los científicos de la Nasa planean desviar o destruir la gran roca que produciría un efecto superior al de 20.000 bombas atómicas.

Si el proyecto no prospera, el asteroide pasará muy cerca de la Tierra y podría causar daños cuatro veces mayores que la bomba de Hiroshima.



Desde la agencia espacial se proponen evitar esta catástrofe y enviar un astronauta, que se encargaría de recoger información vital para descubrir cómo desviar o destruir esa gran roca.

El problema es que hasta el momento no existe ninguna nave capaz de llevar a un astronauta hasta el asteroide. A lo que se le suma el hecho de que destruirlo podría crear una lluvia de asteroides más pequeños que saldrían disparados como misiles sin desviar mucho su ruta. Por lo que para los científicos, la mejor opción es desviar su trayectoria actual hasta ponerlo en una órbita segura para la Tierra






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=